dimecres, 26 de setembre de 2012

Nuevos anticogulantes, ¿afectados por la crisis?


El día 18 de septiembre salía publicado un artículo en distintos medios de comunicación titulado “Los ajustes impiden el acceso a los mejores anticoagulantes(ver artículo de El País) donde se hacía eco de las reflexiones del presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y  del coordinador del Grupo de Arritmias Cardiacas de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), sobre el uso de dabigatrán (anticoagulante que actúa inhibiendo directamente la trombina y aprobado para su uso en España desde 18/08/2008) en la fibrilación auricular (FA). Estas consideraciones han salido a raíz de la publicación en la revista Emergencias del documento de consenso elaborado por la SEC y la SEMES titulado “Manejo de los pacientes con fibrilación auricular en los servicios de urgencias hospitalarios (actualización 2012)”

En el artículo se exponen las opiniones de las personas anteriormente citadas, las cuales afirman que se debería utilizar dabigatrán en lugar de acenocumarol (Sintrom®) en el tratamiento de a fibrilación auricular pues aunque “son mas caros”,“son la opción preferente”, “son fármacos mejores”, y que en definitiva “su uso supone un ahorro pues no necesitan controles…” Concluye  que “sin crisis, el Sintrom® se estaría retirando más deprisa; los nuevos anticoagulantes lo desplazarían”…

El documento de consenso (cuyos autores declaran no tener ningún conflicto de intereses) en cambio, no hace ninguna referencia a que sin la crisis los nuevos anticoagulantes se recetarían más, ni a que sean mejores que las antivitaminas K (AVK), aunque sí afirman textualmente que “Por su perfil de mayor efectividad (dosis 150 mg/12 h) y mayor seguridad (110 mg/12 hs) constituye una opción de tratamiento preferente en la mayoría de los pacientes. En los pacientes que presentan una recidiva tromboembólica a pesar de una correcta anticoagulación con fármacos AVK, se recomienda la administración de dabigatran.

Si pretendemos profundizar en este tema, debemos acudir a otras fuentes y así incrementar nuestros conocimientos sobre los nuevos anticoagulantes y tener una opinión formada al respecto.

Podemos  consultar otras fuentes como el informe del Institut Català de Farmacologia que afirma que aunque los resultados del estudio RE-LY indiquen que el dabigatran no es inferior a la warfarina para la prevención del AVC y del embolismo sistémico, no se conoce su efectividad en la práctica clínica. También resalta  que las alertas de la Agencia Española del Medicamento invitan a ser prudentes y hace hincapié en la ausencia de antídoto para el dabigatrán. El Informe concluye que para el tratamiento inicial de la FA son de elección los cumarínicos y el dabigatrán seria una opción si no se han conseguidos niveles adecuados de INR con cumarínicos.

También podemos leer la Hoja de Evalucación de Medicamentos de Castilla La Mancha sobre el dabigatrán que presenta las siguientes conclusiones:

  • “Eficacia similar a warfarina en la prevención del ictus a las dosis terapéuticas
  • Eficacia superior a warfarina en cuento a reduccion de ictus y sangrado intracaneal a la dosis de 300 mg/día, pero sólo en pacientes con inadecuado control de INR.
  • Aumento del riesgo de IAM y de síndrome coronario agudo según un metanálisis reciente.
  • No existen datos comparativos con acenocumarol, aunque se presupone que los resultados deben ser extrapolables a los de warfarina.
  • Evita la monitorización terapéutica, pero no dispone de antídoto.
  • Se deben valorar con reservas los beneficios comunicados con las dosis elevadas de dabigatrán.”

En conclusión: los tiempos de crisis al menos nos brindan la oportunidad de realizar el siempre necesario ejercicio de reflexión, de no dejarnos guiar por titulares sensacionalistas que a veces aparecen en la prensa y de obtener información de fuentes fiables; solo así podremos mejorar en nuestra práctica diaria. 

(PS: hace unos días La Agencia Española del Medicamento ha publicado una actualización de las recomendaciones sobre el uso de los nuevos anticoagulantes orales. Aconsejamos el resumen comentado en la página El Rincón de Sísifo).

dimecres, 19 de setembre de 2012

El govern francès es gasta a l’any 15.000 milions d’euros en medicaments inútils



Segons un llibre publicat recentment a França pel professor Phillipe Even, antic assessor en el comitè d’avaluació de medicaments del Ministeri de Salut Francés, i per Bernard Debré, uròleg de professió, la meitat dels medicaments comercialitzats actualment a França són inútils (és a dir, ineficaços), i un 5% són perillosos. Tot i això, l’administració francesa finança el 75% d’ells, gastant-se de forma inútil 15.000 milions d’euros a l’any.
El llibre pretén ser una guia que ofereixca informació objectiva i independent als pacients i als sanitaris en un context en el què la Indústria Farmacèutica (IF) té un poder excessiu. Els autors consideren que hi ha unes 200 empreses farmacèutiques a França que no innoven i que es dediquen a treure beneficis de comercialitzar tractaments ineficaços. Segons els autors aquesta situació es deu a que els sistemes reguladors estan massa influïts per la IF i per tant es pot dir que en aquest sentit han fracassat en la seua funció. Sens dubte, l’ombra del desastre francès del benzoflurex perviurà encara durant molt de temps, per a bé i per a mal.

No cal dir que el llibre no ha agradat gens a la IF, el representant del qual a França l’ha desqualificat titllant-lo d’exercici d’aproximacions que pot generar una por infundada entre els pacients privant-los d’aquesta manera dels beneficis d’uns medicaments que, segons ell, les agències reguladores franceses s’han encarregat prèviament de validar adequadament.

No sabem quant diners es gasta Espanya en aquest concepte, així què caldrà anar llegint el llibre amb deteniment.

(Més informació al Nouvel Observateur)

dimecres, 12 de setembre de 2012

Casos de sustitución de Voltarén Emugel ® por Solaraze Gel®


http://warmsocks.wordpress.com/2009/09/22/solaraze-vs-voltaren/
Con motivo de la entrada en vigor de la resolución de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS por la cual se excluyen de la financiación pública una serie de medicamentos de uso común, quisiera alertar de un caso especialmente grave de sustitución de un medicamento a excluir por otro que se va a mantener financiado.

He podido observar que a algunos pacientes afectos de procesos osteoarticulares se les ha prescrito Solaraze gel® en lugar de Voltarén Emulgel®. Ambos preparados contienen como principio activo diclofenaco en forma de gel, pero en el caso de Solaraze a triple concentración que la de Voltaren.

Solaraze es un nuevo medicamento que ha sido autorizado recientemente para una única indicación muy precisa: el tratamiento de la queratosis actínica. En su ficha técnica se especifica que se debe utilizar en áreas muy circunscritas de la piel y durante períodos de tiempo limitados. Su coste es desproporcionado respecto al de Voltaren, ya que la presentación de 60  gramos tiene un PVP de 73,37 euros por envase. Por el contrario, Voltaren Emulgel se presenta también en envases de 60 gramos cuyo PVP es de 3,09 euros. O sea que, a parte de las cuestiones sobre diferentes indicaciones y posiblemente diferente perfil de seguridad, el coste diferencial es desorbitado, a razón de 1,22 euros/gramo en el caso de Solaraze frente a 0,05 euros/gramo en el caso de Voltaren Emulgel. Las cifras hablan por ellas mismas.

Es posible que el médico o los médicos que están realizando estas prescripciones incorrectas no sean conscientes de lo que estén haciendo, porque es posible que desconozcan las diferentes concentraciones e indicaciones de las diferentes presentaciones y preparados de diclofenaco en gel.

Lo curioso es que el sistema informático ABUCASIS de la Comunitat Valenciana, en su módulo de prescripción GAIA, permite a cualquier médico prescribir Solaraze para procesos osteoarticulares, tal como la ciática.

Para evitar que sigan produciéndose este tipo de situaciones de riesgo para los pacientes, así como un gasto desmesurado e injustificado, propondría las siguientes medidas correctoras:

  1. Que sólo se pueda prescribir Solaraze Gel® vinculado al código CIE-10    “Queratosis actínica”. 
  2. Que Solaraze Gel®  requiera visado de inspección, visado que sólo sea aceptado cuando el informe que justifique la prescripción haya sido realizado por un especialista de dermatología del sistema público.

PD: Casos similares se han descrito en otros países: 
http://warmsocks.wordpress.com/2009/09/22/solaraze-vs-voltaren/